Qué puedo reclamar

Puedes reclamar el seguro de protección de pagos si:

  1. Tienes seguro de protección de pagos y nunca lo has solicitado. Ni te has beneficiado de esta cobertura.
  2. Tienes seguro de protección de pagos y necesitas beneficiarte de esta cobertura. Pero la aseguradora o el banco se desentienden de los pagos.

Ya puedes comenzar tu reclamación contestando a unas sencillas preguntas. En menos de 99 segundos. 

Quiero comenzar

Cuánto podría recuperar

Dependiendo de tu caso puedes recuperar hasta el 100% del dinero que te pertenece. 

Reclamar nunca ha sido tan fácil

Queremos que todas las personas y pequeñas empresas puedan acceder a la justicia de la forma más asequible, cómoda y sencilla. Por eso cuando hablamos de facilidades, hablamos de verdades.

  • Solo pagas si ganas

    Sin tener que adelantar absolutamente nada. Nosotros anticipamos todos los costes incluidos el procurador y poder para pleitos. Tú solo pagas nuestros honorarios si ganas tu reclamación.

  • Tú tienes el control

    Donde y cuando quieras. Los pasos para presentar tu reclamación son 100% online. Nosotros te informamos sobre su estado al menos una vez al mes. Y tú siempre tienes acceso a través de tu cuenta.

  • Adelantamos tu indemnización

    Si consideramos que tu caso es plenamente viable te ofrecemos automáticamente un anticipo. Y si no ganas no tienes que devolverlo. 

  • Tu tranquilidad es la nuestra

    Te damos la opción de incluir nuestro seguro. Así no tienes que preocuparte en el remoto caso de que tu reclamación no tenga éxito. Nosotros cubrimos todos los gastos que esto pueda generar.

Quiero reclamar mi dinero

Hasta cuándo tengo para reclamar

Tu derecho a reclamar y recuperar tu dinero puede caducar en algún momento. Por lo que te aconsejamos hacerlo cuanto antes

Cómo reclamo

Hemos trabajado mucho para que recuperar lo que es tuyo sea lo más sencillo posible. 

  • Compartes la documentación

    Te decimos qué necesitamos para poder representarte. Tú eliges cómo nos la envías. Desde tu móvil u ordenador.

  • Presentamos tu reclamación

    Tú tienes el control. Te informamos al menos una vez al mes. Hablamos con un lenguaje sencillo para que entiendas cada paso por el que pasa tu reclamación.

  • Recibes tu indemnización

    Al final del proceso te presentamos la liquidación. Y te pedimos tus datos bancarios para realizarte el pago. Mantenemos nuestra transparencia de principio a fin.

Quiero comenzar

Cuánto recibiré en mi cuenta

Nosotros anticipamos todos los costes para que tú no tengas que adelantar nada. Y si no ganas no pagas nuestros honorarios.  

Te ponemos un ejemplo para hacerlo más fácil. Imaginemos que tu reclamación ha tenido éxito y la sentencia judicial dicta que pagaste 10.000 € que deben devolverte. Esta cantidad se define como “principal”.  En ese caso, tú recuperarías 5.524,21 € y el resto sería para nosotros.  

 Cuentas claras. Estos son nuestros cálculos sobre este ejemplo para saber tu neto en cuenta: 

  1.  Porcentaje sobre el “principal”: 33 % x 10.000 € + 21 % IVA = 3.993 €
  2. Gastos: 399 € + 21 % IVA = 482,79 €
  3. Neto a tu cuenta: 10.000 € – 3.993 € – 482,79 € = 5.524,21 €

Quiero saber más

Es un seguro que cubre parte o el total de la cuota mensual de tu préstamo en el caso de que te quedes en situación de desempleo. También si sufres una incapacidad temporal por enfermedad o accidente. 

El principal problema de este tipo de seguros es que frecuentemente se incluyen sin previo consentimiento del cliente. Además, suelen presentar una serie de cláusulas excluyentes. Es decir, situaciones concretas en las que no se hacen responsables de pagar las cuotas. Puede darse el caso de que lo incluyan en tu contrato aun sabiendo que tú estás en una de esas situaciones. 

Puedes comenzar tu reclamación rellenando nuestro formulario. Tardarás menos de 99 segundos.

Aunque mayoritariamente se incluye en hipotecas, este seguro se da en todo tipo de préstamos. Por ello, te recomendamos revisar todos los posibles créditos que hayas solicitado para compraventa de bienes a plazos. Por ejemplo, para la adquisición de un vehículo. Hasta tu alquiler de vivienda puede incluir un seguro de protección de pagos. 

Desde el principio hasta el final no tienes que preocuparte de nada. El proceso se compone de varias fases. Nosotros te informamos al menos una vez al mes y cada vez que tu reclamación cambie de estado. Tú siempre tienes acceso a través de tu cuenta. 

Lo primero será realizar una reclamación extrajudicial para intentar llegar a un acuerdo. En caso de que no sea así, procedemos a presentar la demanda. Si es admitida por el juez, este se lo traslada a la parte demandada para posteriormente acudir a juicio. En algunos casos puede requerirse tu presencia. Si es así te avisaremos con antelación y te daremos toda la información necesaria. Tras esto el juez dicta sentencia. Y si es favorable comienza el plazo para recuperar tu dinero.

Son los gastos derivados de un proceso judicial a cada una de las partes implicadas. Estos son los honorarios de abogado, procurador y perito (en el caso de que fuera necesario). También copias, notificaciones judiciales o burofaxes entre otros. Cuando en un juicio hay condena en costas significa que la parte que ha perdido tiene que pagar estos gastos a la parte contraria. 

Por ello, siempre te damos la opción de incluir nuestro seguro. Así no tienes que preocuparte en el caso de que tu reclamación no tenga éxito. Nosotros cubrimos todos los gastos que se puedan generar en tu contra.

Los costes financieros para que puedas realizar tu reclamación sin ningún tipo de coste son enormes para nosotros. Además, los demandados en reclamaciones masivas juegan a retrasar lo máximo posible el pago de las indemnizaciones. Sabiendo que aumenta las posibilidades de que incurramos en fuertes pérdidas.

Por ello, en caso de que se concedan por el juzgado, retenemos como honorarios los intereses y costas legales impuestos a la otra parte. De acuerdo con el artículo 44.2 del Estatuto General de la Abogacía. Esto permite asegurar la continuidad de nuestro proyecto. Y que personas como tú puedan acceder a la justicia para defender sus derechos de una forma fácil, cómoda y asequible.

Así nos ven nuestros clientes

Ahora. Es el momento perfecto para reclamar las cláusulas abusivas de tu hipoteca

Si tienes o has tenido una hipoteca es muy probable que te hayan afectado las cláusulas abusivas.

Lo que es nuestro, es tuyo

Te contamos todo lo que sabemos.

Mi salud legal

El 99% de personas y pymes tienen algo por lo que reclamar y no lo saben.

Top